GEMÍNIDAS

TÁURIDAS

LEÓNIDAS

FUTURAS CAMPAÑAS


NUESTRA RED REGISTRA LA TORMENTA DE LEÓNIDAS DE 1999

Como un ejemplo de actividad meteórica intensa relatamos una experiencia única que marcó el nacimiento de la Red SPMN. El 18 de noviembre de 1999 siete estaciones de la Red de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos registraron más de 200 Leónidas desde siete estaciones situadas en Valencia y Castellón. Los resultados de esta investigación se han enviado a una prestigiosa revista europea para su publicación pues corroboran que esta tormenta fue producida por material despredido del cometa P/Tempel-Tuttle en su paso por el perihelio de 1899. En 1999 asistimos a un acontecimiento único que sólo se ha repetido en el 2001. La Tierra atravesó durante algo menos de una hora una región densa de partículas desprendidas del cometa P/Tempel-Tuttle. Bajo un cielo magnífico observamos una actividad media de 3.000 meteoros/hora, lo que significa que el cielo se llenó de meteoros, viéndose varios por segundo. Hacia 33 años que no se observaba una lluvia de meteoros tan espectacular y, sin duda, los medios tecnológicos con que ésta se ha observado hacen que pase a ser una de las mejores estudiada en la historia.


Esplendida exposición de seis minutos obtenida por Juan Carlos Casado durante la fase más intensa de la tormenta. Mirando hacia la constelación de Leo, en la dirección en la que vienen las partículas hacia nosotros, veremos salir todas ellas de un zona concreta denominada radiante. Tal y como se aprecia en la imagen, el radiante de las Leónidas se sitúa en la cabeza de Leo.


Entre Valencia y Castellón nada menos que siete estaciones fotográficas tomaron fotos detalladas del máximo, mientras que otras dos trabajaron entre Huelva y Sevilla. Tres estaciones fueron organizadas en la isla de Mallorca por el equipo UMA del Observatorio Astronómico de Mallorca. Por si fuera poco tuvimos con nosotros varios equipos de la Dutch Meteor Society que establecieron estaciones fotográficas en otras provincias. En la actualidad estamos calculando las órbitas de varias decenas de meteoroides en un trabajo de investigación hispano-holandés que será publicado en la revista americana Meteoritics & Planetary Science.


El magnífico trabajo realizado desde la estación de TitagŁes (ValŤncia) por ángela del Castillo y Emilio Badimón, permitió registrar imágenes como ésta. Una secuencia de diez minutos de exposición donde aparecen al menos diez Leónidas rivalizando con los trazos estelares. Como vemos, provienen del radiante (denotado por una R), situado en la cabeza de la constelación de Leo . En el negativo original se aprecian al menos 12 Leónidas, algunas muy débiles pero que igualmente serán analizadas en detalle para casarlas con los trazos fotografiados desde estaciones colindantes. Tras una tormenta, el análisis astrométrico de cada negativo a veces se convierte en un auténtico rompecabezas.


Si dispone de imágenes de la tormenta de Leónidas de 1999 o de otros años le invitamos a que las haga llegar con la mayor resolución posible con las coordenadas geográficas de su lugar de observación a la Red de Bólidos y Meteoritos, para que pueda ser analizada e incluida en esta página junto a las demás.


La mayoría de las partículas durante la tormenta apenas tenían una masa de una milésima de gramo. Unas pocas poseyeron una masa de pocos gramos, capaces de producir bólidos como el fotografiado por Paco Alcantara desde Valencia. La enorme presión hidrodinámica que encontró la partícula a unos 90 kms de altura hizo que se desintegrase en una espectacular explosión final.