RECUPERACIÓN METEORITOS

REGISTRO DE BÓLIDOS

CONFERENCIAS

PUBLICACIONES


METEORITOS: LAS PIEDRAS ROSETTA DE LA CIENCIA

Sobre la Tierra se deposita a diario una gran cantidad de materia procedente del espacio. Se estima que varias decenas de miles de toneladas alcanzan nuestro planeta cada año. La casi totalidad de este material llega de manera desapercibida en forma de partículas de polvo procedentes de cometas, demasiado pequeñas para ser vistas a simple vista o para producir meteoros. La recolección de estas Partículas de Polvo Interplanetario (IDPs en inglés) se realiza en la estratosfera terrestre mediante aviones especiales. En cambio, la recolección de los objetos mayores, los meteoritos, está al alcance de cualquiera. Encontrar nuevos meteoritos es muy importante puesto que pueden contener información única muy valiosa. Por ejemplo, el estudio de los meteoritos permite conocer con detalle muchos de los acontecimientos que tuvieron lugar incluso antes de la aparición del sistema solar en el universo. Los meteoritos albergan información relacionada con temáticas tan interesantes y variadas como son la génesis de los elementos químicos, explosiones de estrellas, formación de planetas, origen de la vida,...

CLASES DE METEORITOS

Hay dos grandes familias de meteoritos, los meteoritos diferenciados y los no diferenciados. Los meteoritos no diferenciados o condritas, son los más antiguos; algunos incluso han permanecido más o menos intactos desde que se formaron hace unos 4.600 millones de años y contienen granos presolares, moléculas orgánicas y cóndrulos, unas esférulas milimétricas de silicatos (de ahí el nombre de condritas). Las condritas también preservan las claves sobre los procesos geológicos acontecidos en sus cuerpos progenitores: pequeños asteroides y presumiblemente cometas. Todos los meteoritos no diferenciados son rocosos. En cambio, los meteoritos diferenciados se formaron a partir de procesos de fusión parcial y recristalización en el interior de cuerpos planetarios y asteroides grandes. Como resultado hay meteoritos diferenciados rocosos (llamados acondritas por carecer de cóndrulos), metálicos y metalorocosos. Los meteoritos, en su mayoría, provienen de meteoroides originados a partir de colisiones entre asteroides, pero algunas acondritas proceden también de la Luna y Marte.


El sistema solar se originó a partir de una nube de gas y polvo. En algunos meteoritos primitivos aún se encuentran resquicios del polvo original, mientras que en otros, los que provienen de cuerpos planetarios más grandes y diferenciados, podemos estudiar la geología de otros cuerpos de nuestro sistema planetario.


METEORITOS CAÍDOS RECIENTEMENTE EN ESPAÑA

Los meteoritos alcanzan la superficie de nuestro planeta a cualquier hora y en cualquier lugar, los hay que pesan unos pocos gramos pero también pueden pesar toneladas. Cualquier día podemos ser testigos de la caída de un meteorito cuando, en su rápida entrada en la atmósfera terrestre, produce una brillante bola de fuego. La probabilidad es ciertamente baja dado que se calcula que cae un meteorito por semana en todo el mundo. Hasta la fecha se han encontrado una treintena de meteoritos en España. Cualquier persona que piense que puede haber encontrado un meteorito puede dirigirse al Dr. Jordi Llorca (Universitat Politècnica de Catalunya) ó al Dr. Josep M. Trigo (Instituto de Ciencias del Espacio, CSIC-IEEC). Las caídas más recientes han tenido lugar el 4 de enero del 2004 en Villalbeto de la Peña (Palencia) y el 10 de mayo del 2007 en Puerto Lápice (Ciudad Real). El meteorito Villalbeto de la Peña es una condrita ordinaria y el meteorito Puerto Lápice es una eucrita (un tipo de acondrita) que muy posiblemente proviene del asteroide (4) Vesta, el tercer asteroide más grande del cinturón principal. Los análisis químicos e isotópicos indican que Puerto Lápice seguramente proviene del asteroide (4) Vesta. En ambos casos la Red Española de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos participó activamente en la reconstrucción de las caídas y en la recuperación y análisis de los meteoritos.


Fragmento del meteorito Villalbeto de la Peña, caído en Palencia en el año 2004. Se trata de una condrita L6 S4 W0 proveniente de un meteoroide de aproximadamente 1 metro de diámetro que fue arrancado de su asteroide progenitor hace unos 48 millones de años.


Los trabajos publicados por nuestro equipo sobre Villalbeto de la Paña y Puerto Lápice en revistas científicas internacionales son:

  • Llorca J., J.M. Trigo-Rodríguez, J.L. Ortiz, J.A. Docobo, J. Garcia-Guinea, A.J. Castro-Tirado, A.E. Rubin, O. Eugster, W. Edwards, M. Laubenstein and I. Casanova (2005) The Villalbeto de la Peña meteorite fall: I. Fireball energy, meteorite recovery, strewn field and petrography, Meteoritics & Planetary Science 40, 795-804.

  • Trigo-Rodríguez J.M., J. Borovicka, P. Spurny, J.L. Ortiz, J.A. Docobo, A.J. Castro-Tirado and J. Llorca (2006) The Villalbeto de la Peña meteorite fall: II. Determination of atmospheric trajectory and orbit, Meteoritics & Planetary Science 41, 505-517.

  • Llorca, J., Gich, M., Molins, E. The Villalbeto de la Peña meteorite fall: III. Bulk chemistry, porosity, magnetic properties, 57Fe Mössbauer spectroscopy, and Raman spectroscopy. Meteoritics and Planetary Science, 2007, 42, 177-182.

  • Llorca, J., Casanova, I., Trigo-Rodríguez, J.M., Madiedo, J.M., Roszjar, J., Bischoff, A., Ott, U., Franchi, I.A., Greenwood, R.C., Laubenstein, M. The Puerto Lápice eucrite. Meteoritics and Planetary Science, 2008, in press.

  • Trigo-Rodríguez, J.M., Borovicka, J., Llorca, J., Madiedo, J.M., Zamorano, J., Izquierdo, J. Puerto Lápice eucrite fall: Strewn field, physical description, probable fireball trajectory, and orbit. Meteoritics and Planetary Science, 2008, in press.

  • Fragmento del meteorito Puerto Lápice, caído en Ciudad Real. Se trata de una acondrita (eucrita). La presencia de múltiples clastos con diferentes litologías indican que el meteoroide que originó al meteorito fue una brecha arrancada de la superficie de un cuerpo planetario grande. En la imagen de la izquierda se aprecia la textura interior y en la imagen de la derecha se muestra la corteza de fusión característica que se forma en la parte más exterior de los meteoritos fruto de su rozamiento con la atmósfera.


    LOS METEORITOS EN LA HISTORIA

    Los meteoritos, además de ser objetos muy valiosos para la ciencia, también han jugado su papel en la historia. Este grabado corresponde a la caída de un meteorito en Terrassa, cerca de Barcelona, en el año 1704, en plena Guerra de Sucesión española. La caída del meteorito tuvo lugar el día de Navidad y fue utilizada con fines propagandísticos para la Guerra, en una sociedad en la que la caída de una piedra del cielo sólo podía ser interpretada como un hecho sobrenatural.


    Grabado de la caída de un meteorito sobre Terrassa en 1704.